Monika Sommer - Mode die tanzt

Filosofía

La fascinación por el tango me contagió a fines del 2015 – un baile lleno de pasión, historia y emociones. Al comienzo estaba el afán cauteloso de conocerse. Así yo usaba como la mayoría de mis amigos, conocidos y parejas de baile para bailar la vestimenta cotidiana que me era lo más cómoda y práctica para bailar: jeans y remera, vestidos cómodos y de uso cotidiano o simplemente una falda y un remera.

Con el tiempo, la experiencia y las distintas impresiones de viajes y clases de tango se fue transformando mi manera de vestir a lo que yo creía ser vestimenta clásica para bailar tango: faldas muy justas al cuerpo, faldas con tajo en color negro y rojo, de vez en cuando adornado con brillos y lentejuelas. Era un paso adelante, ya estaba más allá de la cómoda vestimenta cotidiana, pero aún no había llegado. Yo usaba vestimenta con la cual yo podía bailar estupendamente, pero no era vestimenta que bailaban conmigo.

Con la experiencia llegué a sentirme más segura en el baile y con más confianza en mi misma. Y fue así que comencé a crear mi propia moda de tango – la moda que baila. Modelos fluídos, materiales suaves y fluyentes como la seda, viscosa y sintéticos y unos cuantos colores más a aprte del negro y rojo.

Hace mucho tiempo que ya no es solo moda para mi. Muchas mujeres quieren vestirse de forma femenina, individual y cómodas y acojen con agrado los modelos suaves que no solo son cómodos para vestir y bailar con sino que también hacen resaltar las ventajas de cada cuerpo.

Cada prenda de mi moda es fruto de mis ideas, de mis manos y de mi corazón. Cada centímetro de tela utilizado, cada hilo y cada botón son elegidos a propósito y trabajados por mi misma. Cada corpiño, cada pantalón y cada falda son prendas únicas en lo que se refiere al movimiento en el baile, la elegancia y su feminidad. Esta libertad creativa da a cada mujer la posibilidad de cambiar continuamente su aspecto. Una falda se transforma en una túnica, un corpiño en una falda, independientemente de como se use, mi moda queda siempre: una moda que baila.